Now Playing Tracks

Invo Stefarine 5x14

Vamos a ver si terminamos estos dos capis que quedan, porque estoy por decirle a los chinos que sus torturas no son lo peor del mundo. Que sí, que soportar a estos dos mensos no es moco de pavo, aunque por suerte nos hemos librado por fin de la petarda de la bitch. A Stefan nos le comeremos con papas hasta el último capi, es como Sawyer, con 0 tramas aparte del triángulo pero con bastante menos atractivo.

Continuamos con el siguiente episodio, en el que tras haber dejado ir a Damon a hundirse en la más mísera mierda, su queridísimo hermano está ayudando a “Elena” a repasar cosas de Historia, no olvidemos que la chica se supone que debe dar el pego de vez en cuando en clase y si ante una pregunta del profesor responde con los ingredientes para un spell… mal vamos. Evidentemente a Katherine no le hace falta ni estudiar puesto que lo ha vivido, y hasta lo mismo habría provocado alguno de los sucesos que han transcendido con el paso del tiempo hasta nuestros días. Ante una de las preguntas, ella dice una fecha que al parecer no es la correcta y el mosqueo viene cuando le empieza a hablar a Stefan de la paz de Westfalia. Él no puede saberlo porque sucedió antes de que naciera y como es normal pensará que una niñata de menos de 20 años lo único que ha vivido es el 11-S. Por eso, se sorprende ante la forma en que le asevera que eso fue lo que terminó el Impero Romano, y no lo que sucediera en 1806. La excusa con la que Katherine sale del paso es con que hizo un trabajo en el instituto sobre ello, y el otro, como no tiene nada más que el conocimiento justo para levantarse, pues se conforma porque deberá pensar que sería antes de que él llegase al pueblo.

Últimamente la proto se está presentando en mitad de todos los momentos stefarine y de nuevo aparece con informes de su madre sobre el paradero de Damon, quien está desparramando a base de bien, a lo que Stefan decide ir a buscarlo en vista de la fase rippesca que atraviesa por el chisme que le metió Wes. Rauda y veloz, Katherine se apresura a decir que le acompañará, y es que recordamos que en el capi anterior comenzó a mosquearse con la brasa que la rubia le daba sobre Stefan, así que como ambas son igual de arpías, no vaya a ser que se le adelante y para qué queremos más. Aunque al parecer no va a tener que discutir mucho porque Tyler llama para comentar lo que está pasando con Matt, que Nadia le está friendo a compellings así que ella se va a encargar de eso, no sin antes decirle a Stefan, mientras la perra se ha ido a la universidad a llenar la maleta de lencería cara que mangó en una tienda a raíz de poner en marcha su reconquista desde la sombra, que tenga cuidado con la situación, porque la ruptura delena es complicada (aclaremos que sería para una mente como la suya, donde se escapa todo lo que se salga de “al chico le gusta la chica, a la chica le gusta el chico, sexo”) y en cambio, él es estable y sensato… un dechado de virtudes, así que lo que vimos del rippah y sus farras debió ser un cuento chino que en realidad no sucedió. Lo cierto es que no nos extraña porque viene de una neurótica enajenada y manejanta a la que solamente se le han arrimado o por pena, o porque están aún más enajenados que ella.

Ya están en pleno viaje Stefan y Katherine, pero tienen que parar porque se han quedado sin gasofa y hay que echar caldo, de paso que le dan un descansito al escarabajo pelotero, que ya no aguanta más de un par de horas en carretera y tienen unas 12 por delante. En vista de lo viejo que es, Katherine no puede evitar soltar el chascarrillo de que por muy clásico que sea, Stefan tendría que cambiarlo y qué raro que no le recomendara un Porsche o un Lamborghini, que con lo flipada que es aquí mi prima, te imaginas cualquier cosa. Por lo que se ve, a él no le hace mucha gracia que se desprestigie su reliquia, con el apego que le tiene a los objetos en vez de a las personas, si es que…. Y de nuevo vuelve a salir el tema de Damon, lo cual desconcierta un pelín a Stefan debido a que ve a “Elena” como pasando bastante de todo, pero eso sí, que quede claro que si está soportando el dolor de espalda por lo incómodo que es el asiento es por Stefan, que la redención de Damon es un tema tan manido, que aburre. En estas ocasiones es cuando me viene el pensamiento de que Stefan debería haber sido más rancio y haberla pegao una patá en el culo sin dejarla siquiera hacer pucheros de sus canas y sus arrugas.

Entonces a la bitch se le ocurre la idea típica de changar algo del coche para que no puedan seguir y tengan que hospedarse en algún lado, a la vez que Stefan, como siempre igual de tonto, se va a pagar y a coger algo de comer. Total, que abre lo que es para nosotros el capó pero que en estos coches lo tienen en el maletero y me sorprendió que las piezas pareciesen nuevas, cuando se entiende que el modelo era del Cretácico y si por lo que recordamos Stefan no le daba mucho uso, lo normal habría sido encontrar telarañas y demás vida parásita, aunque en ese caso no veo que la perra metiese la mano ahí ni siendo el premio terminar camelándose al ceño. De mecánica no debe tener ni pajolera idea, lo que le hace dudar unos segundos hasta que finalmente ve un tubo de cierto grosor y decide arrancarlo de cuajo, soltándolo ahí mismo para que cuele al menos al corto este que debe tener menos idea todavía, porque quién va a creerse que si ahora el coche ni arranca, hayan podido estar todo el trayecto como si nada y de repente, se ha descoyuntado el tubo ese. Pues nada, mientras Stefan hace que inspecciona la avería poniendo caras de entendido, Katherine se reboza el tubo por toda la tripa para rematar la excusa perfecta y encima se ensucia aposta la cara una vez que él la avisa de lo de la camiseta sucia. Así ya tiene el pretexto de tener que ducharse y pretende que Stefan también se vaya con ella, a la ducha o a lo que sea, pero date tú por donde que el tío se escaquea con lo de que mejor se queda ahí esperando a que arreglen el escarabajo. Esto es una jugada con doble efecto: por un lado Stefan se sigue haciendo de rogar, lo que le encanta y por otro evita el tener contacto con el agua, y no es por estar 3 meses ahogado que haya cogido el trauma, ya vimos que eso era una pantomima y lo que lo causaba era el síndrome del forever alone, pero Stefan es como los gatos, tiene alergia al agua (haciendo un remember y tirando por lo alto, solamente se le ha visto un par de veces salir de la ducha en chorrocientos capítulos), así que por mucha Petrova que haya… hay cosas a las que no está dispuesto a renunciar. O igual sí, que al final entran los dos a la habitación y evidentemente Katherine va toda ligera y el otro de burro de carga, incluso la pregunta que si se ha llevado el armario entero, y piensas que como se tropiece y se abra la maleta, va a salir desperdigada media colección de Victoria Secret.

De nuevo, vuelta al tema de Damon. Stefan alega que a pesar de que esté hecho mierda, no es una causa perdida y entiende por lo que está pasando. Katherine se hace la loca, aunque posiblemente esta reacción también la tendría Elena, que ante lo evidente, aún así no lo pilla. Y cuando te quieres dar cuenta, te estás tragando toda una parrafada que me apuesto lo que sea a que viene directa de la mano de la Plec, que se le da de vicio hablar florituras del elefan pero a la hora de la verdad, mete cagadas como catedrales. El ambiente parece que se está poniendo un poco de aquella manera y en una de estas que Katherine va a cogerle el vaso para ponerle otro lingotazo a ver si lo emborracha lo suficiente como para arrimarse, Stefan se queda como empanao pa dentro mirándola, y seguro que a la bitch se le hace la boca agua pensando en lanzarse a la yugular. Sin embargo, contra todo pronóstico, es Stefan quien reacciona antes y se levanta para ir a ducharse, porque esta vez lo necesita y no precisamente porque haya sudao como un pollo en el coche.

Lo siguiente es que mientras estaba él en el baño, ves a Katherine acomodando los cojines de su cama, que según se creía la animalica era la única que iban a usar. Y se está viendo lo que dije de que no importa que últimamente Stefan diera el pego de parecer buena persona, tarde o temprano tiraría pal monte. Lo digo porque desgraciadamente le conozco demasiado, que me imagino que al ir a la recepción, él pide un par de habitaciones así para disimular pero les dicen que solamente queda una y enseguida la bitch saltaría que da igual, a esa como si la dejas un sofá roñoso con tal de que pueda zumbarse a Stefan. Lo suyo es que ahí él hubiera dicho que se quedaba en el coche o que se va a buscar ardillas, pero sé que se quedaría callado como vamos… lo sé yo y todo el mundo, que la palabra “motel” no suena tan chunga porque era él el que estaba. En fin, que suena el móvil de Stefan y al ver el nombre de Damon, me pone una cara de asco la petarda esta que en cero coma cambia por voz preocupada y habla con Enzo, que era quien llamaba para avisar de lo que pasaba con Damon y la pide que se den prisa si no quieren encontrarse su cabeza hecha picadillo. Justito está haciéndose sus cábalas la perra y seguramente su prisa no bajaba de la semana siguiente. Una vez le cuelga, Stefan asoma la cabeza preguntando si había dicho algo, así que otra vez estamos con las pérdidas aleatorias de audición porque no creo que el agua cayendo de la alcachofa hiciera tanto ruido para no oírla. Tendría que haber terminado y estar escamondándose detrás de las orejas.

Y llegamos a la escena en que a mí me da la risa floja porque no sé cómo definir la situación ni qué es lo que pretendía el que escribió el episodio. Katherine está en la ducha y coincide que termina cuando Stefan llega de la gasolinera con la noticia de que le han arreglado el coche. De fondo, una musiquilla insinuante de estas que hay en las pelis X de serie B que ni letra tiene y que luego recopilan para los cd’s estos de música afrodisíaca, las luces sobradamente atenuadas, así que habría sido lo mismo que estuviesen apagadas porque no se veía un pijo. Entonces a la bitch se la enciende la lucecita gavetera para seguir ziscando a Stefan, que aún no tengo claro que andaba haciendo, pero tampoco me importa. Con la toalla puesta, ella entreabre la puerta para pedirle que le acerque la camiseta verde que está encima de su maleta y al tenerla e irse a vestir, hace la jugada de dejar la puerta así porque es de cajón de madera de pino lo que el colega va a hacer, por dos razones: es un carroñero y es un tío. Pues blanco y en botella, cual insecto que va derechito a la luz, Stefan dirige la mirada hacia donde está iluminado para ver cómo Katherine se acomoda el pelo (qué suerte tienen algunas de no tener que desenredárselo con un peine de púas), y posteriormente se quita la toalla. Si Stefan tuviera dos dedos de frente, recordaría que Elena nunca ha dejado la puerta de esta manera ni estando juntos, pero si ya de normal no los tiene, cuanto menos en estos momentos en los que básicamente está dominado por un calentón descomunal, y es que aunque nosotros solamente vemos la espalda de ella, Stefan ve toda la parte de atrás que no incluye únicamente las piernas, sino el culo también. Vamos, que las 130 ppm que tendría que tener Sawyer cuando Kate se está cambiando en el 3x04 no le dan ni para empezar al osito, porque en vista de que en sus últimos escarceos o andaba fumao por las hierbas que le da  Rebekah o la artritis reumatoide de Katherine nada más que le permitió un asalto… como que se sube por las paredes.

Así que la Petrova ve su objetivo cumplirse paso a paso, bueno más bien oye, aunque eso nos lo dejaron para la escena eliminada donde pone la oreja para oír el corazón de Stefan latir a la velocidad de una sesión de chunda chundao, por lo que decide meter la quinta y se planta en un periquete justo detrás de él, que andaba haciéndose el fortachón entreteniéndose con lo que sea que estuviera haciendo para intentar concentrarse en otra cosa y a ver si con eso se le dispersaba el riego sanguíneo. Pero nah, en cuanto Katherine le pone la mano encima y le gira, a este se le colapsan las venas y las arterias todas juntas, porque o terminaban liándose o entrando en las urgencias del hospital con el primer caso de infarto en una persona ya muerta. Y para seguir con la estrategia pleciana de dejar a Stefan como la pobre e indefensa víctima que es de la situación, Katherine le coge por banda y claro, él que tiene su resquemorcillo y sus sentimientos, pues es normal que baje la guardia y eso, aunque después parece que recula echándose atrás, lo que le dice a la bitch que tiene que volver a lanzarse porque si le deja pensar… malo, malo, malo. Es todo súper creíble, incluso aun poniéndole ella la mano en el pecho como pasó en el 5x09, que si eso no te abre los ojos, simplemente es que no te da la gana coscarte del asunto y punto. Pero sí, al final Stefan es buen hermano porque se acuerda de Damon y recién habiéndolo dejado con Elena, que vaya él a pasárselo por donde le apetezca, como que no. Era evidente que por mucha intriga que quisieran dar con el trailer, no iba a llegar la cosa a mayores porque habría sido muy hardcore, a pesar de que al menos se habría cerrado la bocota y los dedos de aquella gente que critica el que Damon ni se lo pensó dos veces tras la ruptura elefan, que pasarán los siglos y seguirá siendo el aprovechado de aquello.

Continuamos con lo siguiente, que es cuando llegan a la casa donde está Damon retenido y en pleno mono por no haberse jalado toda la sangre de Enzo. Sabiendo lo que va a pasar si entran, les advierte a Stefan y Katherine de que no se les ocurra pero ninguno de los dos hace caso, cruzando el umbral y quedando atrapados con él por el cerrojo fac invisible que habían puesto los travelers antes. La cuestión es que Katherine se la juega porque lo que quiere es que Damon la ataque y como Stefan no va a dejar que la mate, la forma de impedirlo es que él mismo se cargue a Damon. Su hija ya le había dicho antes: “Mamá, que te lo tomas adulterao, voy a tener que meterte en un asilo si sigues con esas estupideces”. Porque a ver que yo me entere, que aunque hayamos visto dos veces a Katherine salvando a Damon puesto que sabe que Stefan no levanta cabeza más la cantidad de mierda que se han tirado a lo largo de su vida y ahí siguen, ahora resulta que lo va a matar a la primera de cambio para salvarla, segurísimo. Y si añadimos que no sería la primera vez que Stefan deja morir a Elena… es un razonamiento idiota donde los haya, pero es que no podemos esperar que esta trastornada haga algo a derechas cuando su interpretación de la Gilbert no ha llegado ni a prueba de casting de Gran Hermano. Por lo tanto, ella comienza a tentar a Damon haciéndose una raja en la mano, lo que le despierta su instinto rippero y aunque intenta aguantar, finalmente no puede reprimirse y se lanza a por ella. Stefan hace la intentona de despegarle pero como pasa en estos casos, no hay manera, y la otra diciendo que se la va a cargar a la que le señala un trozo de madera que había en el suelo para que lo cogiera y le estacara. Sin embargo, Stefan no lo coge y lo que se le ocurre es distraerle para que se alimente de él, así que se hace un corte en el brazo, lo que llama la atención de Damon y en cuanto está a punto de hincarle los colmillos, Stefan le rompe el cuello.

Regresamos al sótano de la mansión Salvatore, donde está Damon encadenado hasta que puedan encontrar la cura del virus o en su defecto, conseguir que se controle lo suficiente como para que no se vaya cepillando a todos, pero él sabe que no hay arreglo y que definitivamente Elena se ha rendido con él. Stefan, que ya sabemos que su capacidad intelectual no llega ni a la de un cigoto, no lo cree así porque ella se ha arriesgado para en principio demostrarle que no sería capaz de hacerla daño, y entonces Damon recuerda lo que pasó con el primer experimento de Wes, Jesse, que al desatarse, no le quedó otra a Elena que matarlo porque sino ciao Damon, y si hubiera habido otra salida, ella la habría tomado. No sé yo, podría haber hecho lo mismo que Stefan hizo ahora pero como la chica no es de ir partiendo cuellos aparte de que no es de mucha agilidez mental y Stefan ya tiene un doctorado, pues así a primera vista no sería una opción que la viniera. Pero bueno, además de eso, Damon se dio cuenta de lo de la estaca aunque estuviera en pleno atracón, y que se la señaló a Stefan e implícitamente le estaba pidiendo que lo matara, total que si no tenía Damon de por sí su autoestima por los suelos, esto lo baja como a la fosa de las Marianas. No obstante, a Stefan le cuesta creerlo porque estamos hablando de algo muy gordo y si con las que antaño había hecho Damon, todavía se había dado el caso de haber estado juntos, como que no tiene sentido que siendo un conejillo de Indias le vaya a desear ver muerto.

Por otro lado, Katherine está contenta con su triunfito y quiere compartirlo con sus seres queridos. Es decir, que está ella sola. Uis, casi pero no, esta vez está con Nadia en una cafetería y viendo el buen humor que tiene su madre, eso solamente puede significar una cosa, que Damon está chupando gladiolo. Katherine le dice que no, que aún sigue siendo su grano en el culo pero que ha comprobado que Stefan sigue teniendo sentimientos por Elena aunque se guardará los detalles. Cuidao, ni que hubieran roto los muelles del colchón. Y se creerá que habrá descubierto la cura para el cáncer, cuando hasta hace dos días el tío tenía un trauma porque le habían dado la patada. Entonces le pregunta a Nadia que si está controlado el tema de Matt y ella le dice que sí, que no hay problema de que largue nada porque le dio tiempo a hacerle un compelling, aunque se han topado con otro problema aún más peliagudo, y es que en la pelea que tuvo con Tyler y Carol, el chucho terminó mordiéndola. Tatatachaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan….

Para terminar este capi, volvemos a tener un deja vú de los tiempos antaños del engendramiento donde se reunían las mentes rubias para elucubrar la solución a los problemas del mundo. La diferencia es que ahora se reúnen para contarse sus penas y darse palmaditas en la espalda por lo guays que son. Carol le cuenta a Stefan que Nadia debe haber estado formateando a Matt porque recibió un mensaje de él incompleto muy mosqueante: “Ayuda, K”, pero a ninguno se le ocurre nada. Bueno, yo creo que aunque hubiera dado tiempo a Matt a poner Kat, se pensarían que hablaba de la Graham y podríamos haber visto la toma falsa donde tuvieron que arreglarlo por cagada seguramente de Paul, que el colega falla más que una escopeta de feria. Cambiando de tercio, la rubia le pregunta que qué tal le fue con Elena, y este le cuenta lo que pasó, provocando que a la proto se le salgan los ojos de las cuencas y que mentalmente diga: “¡¿Será cacho pedazo de…?! ¡¡La dije que se estuviera quieta!! ¡¿Cómo se atreve a no hacerme caso?!” FYI, hace milenios que dejó de escucharte, porque mira lo que pasó la vez que te hizo caso, que acabó saliendo con Stefan. Así que él le habla de lo que les pasó con el coche, que tuvieron que irse a un motel para que ella se duchara, y claro, en esto no puedo trollear a la unineuronal porque se sorprende como lo haríamos cualquiera, que pa colmo iba medio borracha por los carajillos que se había tomado a ver si así no era verdad que se había zumbao al jula. Lo mires por donde lo mires, solamente estaban los dos, y le recordaría yo al mendrugo de Stefan que por lo menos Damon habló de que se habían llevado a Jeremy cuando le contó lo del motel en el 3x19, pero bah, si es que dije como era de bien pa él, le importa 3 pepinos. De todas formas, Stefan cuenta que él lo paró porque claro, cómo le iba a hacer eso a Damon, con lo mal que lo está pasando y no puedo más que reírme del hipocritismo que me quieren meter a bocajarro cuando he tenido que soportar en multitud de ocasiones que lo que le movía a este ser era el puro egoísmo de quedar por encima de su hermano, así que ni cambios ni monsergas. Si hubiera sido realmente Elena, Stefan lo habría hecho y luego ya veríamos cómo sale a flote de ese pufo, posiblemente excusándose y en última instancia rememorando sus quotes estelares de revenimiento acérrimo de las temporadas anteriores, tal y como hace cuando se ve sin argumentos y acorralado, o sea, como siempre, vamos. Todo eso por un lado, y por el otro, una vez que se le va bajando la cogorza a Carol, también le parece raro que Elena fuera haciendo algo así, que eso es típico de alguien como ella propiamente dicho, y el remate el tenemos cuando Stefan comenta que Damon piensa que Elena quería que él lo matara. Eso ya sí que no entra por ningún hueco, pero de repente, ¡pum! a Stefan se le empiezan a juntar las piezas del rompecabezas y sumado al mensaje de Matt, le viene a la cabeza que cuando Katherine estaba muriéndose, su hija encontró una forma de trasportarla a su cuerpo, pero entonces Carol dice que la bitch cambió de opinión y no quería. La cara de Stefan es para enmarcar, porque finalmente ha encontrado la explicación al enigma: Katherine se la ha pegado. A la rubia, como tiene si cabe menos neuronas que él todavía, le cuesta asimilarlo debido a que con lo lista que es y lo bien que conoce a Elena, es imposible que la haya estado suplantando y no lo haya visto venir. La gente dice que no es posible que Stefan se lo haya tragado si en la 2ª temporada pillaba a Katherine cada vez que suplantaba a Elena y yo de nuevo, les recomendaría que se hicieran un revisionado, bueno, con que se vieran los primeros minutos del 2x16 me doy por satisfecha, puesto que, si bien las anteriores veces él había conseguido darse cuenta, en este episodio en concreto no es así porque él llega a dudar de si la que estaba en su dormitorio era Katherine y no se había coscado en todita la noche. Cuánto más ahora, que debería estar muerta de verdad y que al fin y al cabo, a la que ellos veían era a Elena en realidad. Pues eso, que son unos pringaos.

We make Tumblr themes